Hablar con la pareja

¿Cómo debería plantear la protección contra el VIH a mi pareja?

No hay una sola forma "correcta" de iniciar una conversación con la pareja acerca de la prevención del VIH. Cómo abordar este tema puede depender de la naturaleza de la relación, así como de las personalidades implicadas. Muchas personas tienen dificultades para hablar sobre el sexo. Al conversar sobre la protección del VIH con una pareja estable, sea cónyuge o novio/a, a veces puede resultar complicado hablar sobre esta cuestión (incluido el uso de preservativos) sin tocar temas delicados como el compromiso, la confianza o la intimidad emocional.

A pesar de los retos que plantea hablar con la pareja sobre protección mutua contra el VIH, es importante que todos lo hagamos. Evitarlo no hace que desaparezca el VIH. Tal vez desee pensar de antemano cómo planteará la cuestión con su pareja. Si tiene dificultades para decidir cómo hacerlo, considere la conveniencia de buscar asesoramiento a través de una organización local especializada en el VIH, planificación familiar o a través de una organización de mujeres.

Para las parejas estables, sería una buena forma de afrontar cualquier cuestión relacionada con el virus acudir de manera conjunta a solicitar asesoramiento y las pruebas del VIH. La presencia de una enfermedad de transmisión sexual no tratada aumenta la vulnerabilidad de una persona a la infección por el VIH. Por este motivo, cada miembro de la pareja también debería tomar medidas para protegerse de estas enfermedades y someterse a diagnóstico y tratamiento inmediatos si piensa que podría haber contraído alguna. Las pruebas clarifican el estado del VIH de cada miembro de la pareja, lo que puede ayudarles a elaborar su propio plan informado de prevención. Además, un asesor cualificado puede proporcionar información, responder a preguntas y promover una discusión sobre el sexo entre los miembros de la pareja.

Videos
Más información