El preservativo masculino

Cómo utilizar el preservativo masculino

 

  • Ante todo, compruebe siempre la fecha de caducidad que aparece en el envoltorio. No utilice un preservativo caducado.
  • Manipule los preservativos con delicadeza. Abra el envoltorio con cuidado, pero nunca utilice tijeras, un cuchillo ni los dientes.
  • Saque el preservativo del envoltorio; tenga especial cuidado si lleva anillos o tiene las uñas largas o afiladas, ya que podría rasgar el preservativo.
  • Compruebe que tiene el preservativo con el lado correcto hacia arriba, de modo que pueda desenrollarlo fácilmente. Si por error coloca el preservativo al revés, tendrá que desecharlo y utilizar otro nuevo para no transferir ningún líquido preseminal a su pareja.
  • Apriete el extremo superior del preservativo para expulsar el aire (esto deja espacio para el semen y es fundamental para evitar una rotura); después, colóquese el preservativo en el extremo del pene. 
  • Desenrolle cuidadosamente el preservativo sobre el pene ERECTO hasta que lo haya desplegado por completo o el pene esté totalmente cubierto. Asegúrese de que no queda aire en el preservativo (la punta debería estar "flácida" o parecer "vacía"). Si desea lubricación adicional, lubrique la superficie exterior del preservativo con un producto de base acuosa para facilitar penetración o reducir irritación. Se recomienda usar un lubricante de base acuosa durante el sexo anal o si la vagina está seca. Los productos de base oleosa (como loción para manos o cuerpo, aceites comestibles, aceites para masajes, y vaselina) deterioran los preservativos de látex; por lo tanto, con este tipo de preservativo, utilice únicamente lubricantes de base acuosa.
  • Colóquese el preservativo ANTES de que el pene entre en contacto por primera vez con la vagina o el ano. (Por lo que se refiere a infecciones, cualquier penetración no protegida incrementa el riesgo.)
  • Lleve colocado el preservativo desde el comienzo de la penetración, durante el clímax y hasta la retirada después del coito, cuando el pene todavía está duro.
  • Una vez finalizado el acto sexual, quítese el preservativo sujetándolo por la base y deslizándolo hacia fuera; tenga mucho cuidado para evitar que el semen le fluya hacia las manos.
  • Envuelva el preservativo usado y deséchelo de forma apropiada, por ejemplo, en un cubo de basura. Nunca tire el preservativo al retrete, ya que podría obstruir las cañerías. Si no lo tira a la basura, quémelo o entiérrelo.
  • Utilice siempre un preservativo por cada acto sexual.